Talk2Us | Celebgate, después de la tormenta, ¿momento de censurar o de reflexionar?
1330
single,single-post,postid-1330,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Celebgate, después de la tormenta, ¿momento de censurar o de reflexionar?

Celebgate

10 sep Celebgate, después de la tormenta, ¿momento de censurar o de reflexionar?

Y siempre ocurre lo mismo. Ya abordamos este difícil y arduo debate hace meses cuando comenzaron las críticas y amenazas a una serie de políticos en sus perfiles de la red social Twitter y una avalancha de opositores al canal y, obviamente, los propios afectados, clamaban justicia y exigían el cierre inmediato de todas las cuentas que hubieran difamado, insultado, amenazado o amedrentado a sus personas a través de los 140 caracteres.

Vayamos por partes. Cabe de decir, que por supuesto, en Redes Sociales, como en cualquier otro canal de Comunicación es totalmente punible e ilegal amenazar a cualquier ciudadano o cometer injurias sobre su persona, siempre que éstas sean demostrables, en cuyo caso, éste podrá ser demandado. Y en esto, estoy absolutamente a favor de la rigidez de las leyes españolas y de que no se permita, como se hace, a cualquiera decir las barbaridades que se dicen en las redes, incluidos, por cierto, los propios miembros y partidos políticos de las oposiciones, que ni mucho menos son  ‘baluarte de comportamiento’ como ejemplo a seguir en el mundo digital (a veces basta con seguir el Twitter de algún partido político para ver que parecen ‘barriobajeras’ tirándose los trastos a base de tuits).

Pero de ahí, de que no se permitan las amenazas, los insultos graves, la apología del terrorismo, la xenofobia, mensajes que inciten a la violencia de género, es decir, delitos en el mundo offline en definitiva, no quiere decir que, ante cualquier cosa que nos resulte ‘políticamente incorrecta’ o que no nos guste, tengamos que liarnos a cerrar cuentas de Twitter por doquier. No señores, eso es censura, y ahí hay que tener cuidado, porque la línea es muy delgada…

Antes de censusar, antes de prohibir, hay que educar. Y en esto es en lo que hago hincapié en la entrevista que me hicieron los compañeros de UCJC Stamp de la Universidad Camilo José Cela con motivo del archifamoso ya caso ‘Celebgate‘, en el que la intimidad de un gran número de actrices internacionales se vió ‘violada’ al hackearse sus cuentas privadas y publicarse, después, cientos de fotos de las mismas en actitudes más que comprometidas.

Descubrir el cómo ya da igual, un problema de seguridad de iCloud, un error del Find my phone, la contraseña maliciosa de los Emmy…. ¡qué más da! Lo importante es cómo evitarlo. La solución ante un caso así no es proteger doblemente los terminales móviles, ni desconfiar de las wifis públicas, que también, por cierto…, ni dejar de subir cosas a la nube…

La solución es tan simple como no hacer aquello de lo cual nos arrepentiríamos si el resto del mundo lo viera en internet. Ni más ni menos. Educación Digital, tan sencillo como eso.

 

 

By Laura Cuesta

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.