Talk2Us | El ‘aquí’ y ‘ahora’ en estructuras Branding
1135
single,single-post,postid-1135,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

El ‘aquí’ y ‘ahora’ en estructuras Branding

Branding

09 dic El ‘aquí’ y ‘ahora’ en estructuras Branding

Carpe Diem, o el “Toma el día. Toma el momento” frase de uso habitual y rutinario que llena horas y horas llenas de cafés, tomados entre amigos. Filosofía que sube y filosofía que baja como espuma de olas que lamen la playa y el silencio de quien aprende ese concepto, no como una utopía a la que llegar, sino como ese estado de alerta permanente, convenientemente entrenado a conciencia o ¿en que se diferencia un@ que hueles tablas de escenario, de quien no las olió en su vida? Ojillos alerta, en caras relajadas. Orejas al quite de cualquier sonido “extraño”.  Divertimento de manos que luchan por encontrar que hacer, cuando la cosa se torna, distinta a lo que imaginabas. Cuerpo en tensión que espera  el turno de la inventiva más arriesgada, mientras sopesa con exactitud el gesto que acompaña a la palabra y que no te engañen las apariencias: “Crees que soy y mientras, yo cotejo tu reacción, la interacción con los compañer@s, la luz que se pierde o que es ganada, el botón que rueda, sin querer hasta la platea”

No me pongas esa cara, no hay nada de “profundo” ni difícil en eso de vivir el “Aquí y ahora” o, al menos, no me lo parece cuando de entrenamiento puro y duro logras lo que tan imposible parece en largas sobremesas.

De este cuento saldrá otro cuento, más enrevesado, si atiendes al juego de existir, existen actores que se forman y actores que por h o por b llegan, por infinitos caminos a vivir de las escenas. Ni bien uno es manco, ni el otro cojo, solo rescato sutiles diferencias que marcan grandes distancias, entre uno y otro: El formado es consciente de todo el proceso y es capaz de repetirlo o incluso, si le apuras,  desata la habilidad de implantarlo en otros contextos. El que llegó por intuición, difícilmente encuentra, la palabra que desata sus estados y a tod@s, a pesar de que a tod@s los conocerás por esa cualidad de estar.

Formulas2¿Cuánto valor puede tener esa habilidad de, permanecer en el estado del gato, para un proceso de implantación de Branding?

De perfil y de frente, una personalidad o equipo que quiera ser comprado como Personal Branding, no puede carecer de semejante capacidad, cuando el aquí y ahora, se manifiesta en una constante de movimientos tendentes al cambio. Ahora cambios evidentes y una milésima de segundo después cambios, en apariencia, sutiles que terminan convirtiéndose en salvajes respuestas en todos los puntos de encuentro, reclamando soluciones a diestro y siniestro, mientras Marketing, aún tiene tiempo, para tomar cuarenta cafés y 100 pastitas, mientras coteja costosos estudios de mercado de antes de ayer que pretenden ser proyectados hacia el futuro para dar soluciones a un aquí y ahora que siempre se les escapa de las manos.

La buena noticia, es que se entrena. By, by a las largas sobremesas llenas de cháchara, más o menos, intranscendente.

¿Quién es AraceliMásArte?

No era mi intención ¿Branding?

AraceliMásArte es marca personal que llega a redes con una intención, en principio muy cómoda para las habilidades que detenta la persona que la crea. Hablar de Arte es fácil para quien creció oliendo a tablas y enredada entre telones, tablas y vestuarios.

Entrar a jugar con las formas y formatos de diseño de piezas de las artes escénicas, un placer. Desenmarañar los entresijos de las herramientas de uso habituales entre los equipos artísticos, una aventura mil veces vivida y poner los elementos en el campo de juego para dar satisfacción a la mejora del diseño de eventos institucionales y empresariales un pequeño reto del que juega, mientras da salida a profesiones que viven paralelas a la de actriz que termina metiendo la nariz en dirección para, de un salto pasar a producir y terminar viviendo de evento, tras evento.

Que no fui yo, que no sabía ni que existía concepto tan “moderno” como Branding y que no tenía ni idea que la intención corría de pasar de ser empresa, monda y lironda a ser algo más.

Que vas y vienes Twitter arriba, Twitter abajo, rodando un poco hacia Linkedin, saliendo por la calle de Google+ para salir tímidamente por las plazas de Facebook, de blog en blog y tiro porque me toca y un día, te cuentan que atareados están buscando dar salida de implantación a una fórmula que, primero provocó mi más socarrona de las sonrisas y luego, terminé creyendo que, quizá la intención de cambio fuera poca, pero lo que si era absolutamente cierto es que, intención corta o corto fuera el deseo, la realidad venía imponiendo un sí o sí, o un sí, o si no, terminarás por no estar, en medio de comunidades ya resabiadas, ya curadas de espanto, que saben lo que quieren y lo que es peor, que saben lo que no quieren de ninguna manera.

Que sí, que sí, que quizá fuera cómodo vender en un mundo que aún no conoce al vendedor, ni conoce la eficacia de los productos que trae en la maleta. Siendo grande, muy grande el mundo ¿Qué más dará una plaza bien conquistada o no, si mañana no volverás a ella porque delante tienes unas mil quinientas nuevas?

De plaza en plaza hasta que, un día, las plazas, no terminan siendo más que una sola y altamente conectada, donde lo aprendido por mí, terminará dándole la vuelta en, poco más de 10 minutos. Plaza donde la intimidad que da un pequeño punto de venta o una llamada telefónica, corre de boca a oreja hasta sumar 100 ó 1000 pasa a sumar 1 millón en menos de lo que tu reloj termina de dar la señal de alarma y de la alarma, de frente tienes un tsumani azotando todos tus puntos de venta y atención.

Miedo, mucho miedo que da la plaza y no es para menos, a Imagen Corporativa que tiesa vive cómodamente lanzando mensajes que terminan en un sonoro “Es procedimiento de empresa” dejando bocas calladas a su paso pero, que se vuelve torpe, torpona y media para dar solución a  crisis que exigen, en apariencia, tantas soluciones como bocas no pudieron ya ser calladas.

Gestión de crisis y más crisis y después otra crisis más, entre chascarrillos que provocan carcajadas y diluyen deseos de compra en miles que llegan nutriéndose de las incoherencias más evidentes entre lo que dice que hace, envuelto en mensajes caros y atractivos publicitarios que tropiezan, sin compasión con lo que verdaderamente puede hacer.

¿Branding?  Ni nicho de negocio, ni oportunidad que queda a mi alcance por encima de la mesa. Reto, no es más que un reto o un súper reto porque, amig@s míos, sin Branding ¿qué haces? Dime ¿qué haces todavía sin pensar en desarrollar tu proyecto con una buena estrategia de Branding?  

Araceli MásArte


No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.