Talk2Us | ¡Esto es de ‘logos’!
1394
single,single-post,postid-1394,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¡Esto es de ‘logos’!

Logo Apple

22 mar ¡Esto es de ‘logos’!

Los que me conocéis, sabéis que me encantan los logotipos. Intento analizarlos, saber su historia, qué hay detrás de ellos, qué mensajes secretos ocultan…

 Y es que esto de los logos, no es algo que se haya puesto de moda con las Redes Sociales… los logos nos acompañan desde tiempos inmemoriables.

 La estrella de David, la media luna, la cruz… son imágenes que diferencian a unas religiones de otras. Los caballeros medievales, llevaban sus particulares símbolos en sus escudos para poder así identificarles y saber a qué estirpe pertenecían. También los canteros dejaban su marca esculpida en iglesias en las que habían trabajado a modo de acuse de recibo. La bandera blanca de rendición o la calavera de muerte son símbolos que nos acompañan desde hace siglos.

 Será por símbolos, será por señas de identidad, será por emblemas… Hemos heredado un montón de nuestros antepasados y no dejamos de crear más y más.

 Al final todo no deja de ser un emblema, que según los griegos era lo ‘que estaba dentro o encerrado’. Un dibujo extraño con alguna leyenda o verso. Nada más.  Le tocaba al receptor la labor de descifrar el mensaje. Un mensaje cargado, casi siempre de toques morales.

 Y pasaron los años. Llegó el s. XIX, y en plena revolución industrial, los logos empezaron a extenderse. Se multiplicaban sin cesar hasta su apogeo en los 80 del pasado siglo.

 Logos de empresas con un objetivo: ser reconocidos por todo el mundo en el menor tiempo posible.

 Esa ‘manzana mordida’ de Apple que quiere identificarse con la manzana de Newton para invitar al pensamiento, es un buen ejemplo.

 Otros se resisten al cambio, al llamado restyling, por miedo a perder esa capacidad de ser reconocidos. Los más osados lo han hecho. Nike, McDonald’s, Loewe, BMW… o Mercedes,  lo han cambiado varias veces, pero no han perdido la esencia ni sus señas de identidad. Otros, sin embargo, tuvieron que rectificar y volver a su logo ante las presiones de sus fieles, ¿verdad Gap?

 Podemos encontrar creaciones de grandes genios, como la Estrella de Joan Miró de La Caixa. O logos lowcost como el de Nike, que costó 35 dólares.

 Si os vais de tiendas, los logos os invadirán.  Armarios, escaparates, deseos… la identidad de la moda está grabada en la piel, impresa en las etiquetas, bordada en la tela. Y se hacen inconfundibles: la C de Chanel, el cocodrilo de Lacoste, el galgo de Bimba & Lola o el simple cuadrado de color de Purificación García.

 El mundo del motor no se queda atrás. Il cavallino rampante de Ferrari y el alado de Pegaso o Bentley. La mítica Hispano Suiza apostó por la cigüeña. El origen aeronáutico y su nacimiento bávaro acompañan el logo de BMW, y el futuro en forma de dos espigas invertidas que representan la tecnología y  la ingeniería nos muestra el logotipo de Citroën. Curioso, por cierto, el origen del logo de Alfa Romeo, un nacimiento casual mientras el autor estaba en la Plaza del Castillo en Milán. Mirando la torre, vio la figura de una serpiente comiéndose un hombre. Siendo esto señal de lealtad, perspicacia y prudencia.

 Cuando vamos de viaje, no solo nos acompaña el logo del coche. Por favor, disfrutad del camino y mirad por la ventana. Anda! Si ahí está el toro de Osborne. ¡Qué cosas! Un logo inicialmente rechazado por simple. Y ahí sigue… desde 1957. Y si el viaje es de vacaciones y hemos elegido un destino nacional, es probable que en la información aparezca un Sol diseñado por Joan Miró. Un logo abstracto. El primero utilizado en una marca país y que marcó el cambio post franquismo. ¿Por qué éste? Pues porque Dalí y Tapiès no aceptaron el trabajo. Ah! Y gratis: ‘para el Rey, para el Gobierno, todo es gratis’, dijo el autor.

 Y tenemos logos que son héroes, que son capaces de rescatar a una ciudad. Un contrato por 2000 dólares y el mítico ‘I ❤ NY’, escrito en American Typewriter, se convirtió en el salvador de la capital de mundo, la cuál estaba sumida en una tremenda crisis a finales de los 70.

 Hasta Carrefour, nos invita con su logo a hacer un alto en el camino allí donde se encuentra…

 En fin, que hay muchos logos, miles, que pasan ante nuestros ojos cada día. Están encargados de enviarnos mensajes casi sin darnos cuenta. Son símbolos que forman parte de nuestra vida y lo seguirán haciendo… Siempre!!

 

Jose Luis Casal

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.