Talk2Us | GTD: optimización del tiempo y productividad para freelance
594
single,single-post,postid-594,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-theme-ver-9.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

GTD: optimización del tiempo y productividad para freelance

GTD

30 abr GTD: optimización del tiempo y productividad para freelance

“Al igual que la vida es eso que ocurre mientras haces otros planes, el tiempo es aquello que transcurre mientras te abandonas a la procrastinación”

Desde que comenzara a trabajar en esto del Social Media, hay dos máximas que he aprendido y que he me ‘tatuado a fuego’ (metafóricamente hablando, claro): que la paciencia es la madre de todas las virtudes y que la jornada laboral no existe.

Paciencia porque todo llega, pero nunca cuando uno desea; por lo que, si nuestro perfil no es de ‘mercenario’, hay que saber aguantar y aguantar y aplicar toda nuestra energía y pasión cuando llegue el proyecto elegido.

Porque como lo expresaba en el artículo publicado en la web de RRSSCyL, debemos ser profesionales y aunque los tiempos apretan y mucho, no podemos ‘vendernos’ al mejor postor y descuidar nuestro trabajo, porque no solo estaremos haciéndonos un flaco favor a nosotros mismos sino que estaremos prostituyendo todo el sector, y con ello disminuyendo la confianza de las marcas en los beneficios del Social Media.

Además, no es solo una virtud que debemos adoptar nosotros como método de trabajo sino que, aunque la mayoría de las veces cuesta mucho, hay que tratar de convencer al cliente o la marca que efectivamente las Redes Sociales son, en un alto porcentaje, paciencia.

Sí, son muchas cosas, fidelización, conversación, conversión, atención, viralización, reputación… lo sabemos, pero también tienen su ROI, y éste, como bien sabemos no es ni inmediato ni apto para impacientes…

Los resultados positivos, que por su puesto los hay y muchos, vienen a medio/largo plazo, con una estrategia bien planteada y ejecutada, con un crecimiento de la comunidad orgánico y no forzado ni fictíceo…

No hay jornada laboral. Por mucho que llevemos dos o tres dispositivos móviles encima cada uno con su reloj configurado en la pantalla, el ‘chiringuito’ no cierra ni domingos ni festivos.

Siempre recordaré cuando Fátima Martínez López en sus conferencias hablaba de las personas que, cursando materias de Social Media, reconocen no fascinarles las Redes Sociales…. Pues efectivamente, aunque a algunos entendidos del sector les parezcan poco profesionales a nivel Branding los perfiles de Twitter con bios tipo ‘apasionado, fascinado por las RRSS’, más vale que a uno le fascinen de verdad, porque si no, es difícilmente llevable un trabajo sin horarios.

Indudablemente ésta no es la única profesión en la que la jornada laboral es impracticable, y doy fe de ello, pero cuando uno lleva personalmente las cuentas en Redes Sociales de clientes no se puede apagar el teléfono y desconectar los fines de semana o vacaciones.

No es el mismo ritmo, por supuesto, pero al menos hay que tener claro para que luego no lleguen las frustraciones que hay que permanecer siempre ‘de guardia’. ¿Qué pasa si el sábado por la noche unos clientes insatisfechos comienzan a desahogarse en Facebook sobre una mala experiencia en el local del que gestionamos su perfil 2.0? ¿O si llevamos el branding de algún famoso y, por su cuenta y riesgo, decidiera experimentar el morbo de Twitter y publicara una foto con sus datos personales? Pues en ambos casos…. Más valdría no esperar al lunes por la mañana pues estaríamos más que quemados, churruscados…

Y esto, que puede parecer una obviedad para ti, que ya estás en redes, es imprescindible que lo tengan claro las personas que todavía no se han dejado arrastrar por el absorbedor mundo del 2.0. Porque muchas veces tendrán que lidiar con ‘las malas caras’ o incomprensiones de parejas, hijos, amigos o incluso padres que no entienden eso de estar en una conversación y que tú tengas el móvil porque tienes que leer, por si acaso, la mención que acaba de sonar, o mandar un twitt ‘x’ porque no lo habías programado.

¿Cuántas veces no has dicho eso de ‘te estoy escuchando eh?, aunque no te mire te estoy escuchando…’ ?

Desgraciadamente, tenemos un número limitado de horas en el día. De esa forma, como Emprendedores en Internet, y al estar involucrados en Redes Sociales, tenemos que investigar y encontrar dónde nuestro público objetivo está pasando la mayor parte de su tiempo para saber dónde invertir la mayor parte de nuestro tiempo.

Leyendo un artículo de Carlos Cabrera sobre Optimización del Tiempo descubrí una estadística a tener en cuenta: ¿os suena el principio 80:20? El filósofo y sociólogo italiano Pareto descubrió que esto se aplica a todos los aspectos de nuestra vida. Por ejemplo, si miras en tu armario, probablemente usas el 20% de tu ropa 80% del tiempo; así como 80% de tus ingresos vienen del 20% de tus clientes.

Pero definitivamente eso sólo depende de cada persona. Cada uno de nosotros necesitamos escoger ese 20% de plataformas web que nos dan el 80% de los resultados esperados e ignorar el resto.

La parte complicada es que, cuando eres un Emprendedor o un profesional independiente, tú manejas tu propio tiempo… La clave es aprender a crear de manera consciente este tipo de momentos de enfoque máximo.

Cabrera también nos da dos pasos sencillos pero poderosos para lograrlo:

1. Ponte fechas límites. Si tú eres tu propio jefe, no seas un mal jefe. Pon día y hora exacta para la finalización de tus proyectos. No digas “esto lo termino en dos meses”, debes ser específico: “este proyecto estará en marcha el 5 de Diciembre 2012 a las 13 horas”.

2. Responsabilidad Externa. Muchos de nosotros somos muy productivos cuando tenemos que hacer cosas para otros vs. hacer cosas para nosotros mismos. Si eso es así para ti, no te sientas mal sino mira cómo puedes usarlo a tu favor: prométele a alguien que vas a lograr algo o haz públicamente un anuncio. La idea es que haya una meta en cuenta regresiva, y así vas a hacer lo necesario (y más que eso) para alcanzarla SÍ o SÍ.

Uno de los mayores temores a los que se enfrentan los responsables que ponen en marcha programas o campañas en las Redes Sociales es que su gestión les consuma un tiempo que no tienen.

Todos tenemos un horario limitado de trabajo, que, suele estar saturado de por sí. Si añadimos monitorización, comunicación, gestión de redes, puede volverse una locura… o ser una verdadera fuente de riqueza y entendimiento con nuestros usuarios o clientes y convertirse en un elemento esencial que no sólo no nos roba tiempo sino que nos ayuda en nuestro quehacer cotidiano.

Por lo que,  un ‘puñado’ de consejos que hay que tener en cuenta y nunca olvidar son:

1. Ten claro el objetivo que persigues. Lo primero de todo es hacer (tener) una buena estrategia y unos objetivos claros.

2. Nunca pierdas el ROI de vista. No pensemos en inversión como billetes que se van volando, aunque, si tenemos en cuenta que el tiempo vale dinero, podríamos decir que sí vuelan…

Tiempo invertido (o dinero invertido en campañas) frente a número de seguidores, número de visitas, número de interacciones.

3. Utiliza un gestor de contenidos. Es básico. Gestionar las Redes Sociales desde la interfaz web habitual te hará perder mucho tiempo. Hay un montón de herramientas (gratuitas y de pago) para poder gestionar tus redes. Hootsuite, CoTweet, Seesmic, Tweetdeck…

4. Aprende a utilizar los RSS. Estamos hablando de no pasarnos el día delante del muro de Twitter o Facebook.

5. Ajusta el plan. No dudes en ajustar el plan de comunicación inicial si te das cuenta de que algo no funciona. Si no depende de ti, informa a quien procede.

Fuera ya del ámbito estricto del Social Media, otras herramientas que quiero compartir  para poder optimizar tu tiempo son: Remember the milk’, Mind42, Cherry Tomato, Time Edition, Plaxo, Star Dock o Read it later.

Espero que con estos breves consejos a partir de mañana puedas gestionar tu día a día con mucha más efectividad. Porque como decía el maestro:

“El tiempo no es oro. El tiempo es vida” J.L. Sampredo.

 

Cayo-Lara-destaca-Sampedro-dignidad_EDIIMA20130409_0420_13

 

Laura Cuesta Cano

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.